ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

La riqueza de la comunión

La pobreza, con sus privaciones materiales, se puede interpretar también como aislamiento y exclusión social. Luchar contra la pobreza supone conducir a la persona hacia la participación.

Lorna Gold

Del Noticiario  "Economía de Comunión - una cultura nueva" n.41 -  Julio 2015

Toda cultura propone su propia definición de riqueza y de pobreN41 Pag 15 Lorna Gold Autore ridza, y la cultura de la comunión no iba a ser menos. Normalmente con el concepto de “riqueza” se quiere expresar sintéticamente la idea de las aspiraciones de progreso de los individuos y de las naciones, y con el de “pobreza” un estado de inferioridad que se quiere dejar atrás. Pero la comunión ofrece una clave de interpretación peculiar. Los que viven en comunión, aunque quizá posean pocas cosas, disponen de un gran patrimonio, tanto en bienes inmateriales como materiales.

Se trata de una paradoja evangélica que revela una lógica económica. El desapego espiritual de los bienes, vivido por amor, hace que los bienes, los talentos, las ideas y la buena voluntad circulen generando abundancia. En la cultura de comunión encontramos una capacidad enorme de generar riqueza compartida.

Las instituciones de la EdC, incluidas las empresas, se convierten en medios creativos para llevar a las personas a vivir esta relación de comunión a través de la creación de trabajo, la transferencia de tecnología, la participación en los beneficios, etc. Así, la comunión llega a ser como una red eléctrica, con muchos transmisores que envían impulsos de generosidad en todas las direcciones. Impulsos, corrientes, capaces de generar un tsunami de generosidad, con efectos sorprendentes e inesperados.

Es la misteriosa pero verificableN41 Pag 15 Comunità rid dinámica de la comunión: la providencia. Si analizamos la pobreza, con todas sus privaciones materiales, desde este punto de vista, podemos interpretarla como el aislamiento total, como quedar completamente fuera de la comunión. Es la angustia de morir de hambre en un mundo de abundancia, con la certeza de que nadie se ocupará de ti ni te ayudará. Así pues, en su nivel más profundo, la lucha contra la pobreza consiste en conducir a la persona hacia la comunión. En esta visión se pone el acento en la pobreza como exclusión social. Los estudios demuestran que, cuando se les pide a las personas que viven en condiciones de privación que describan su experiencia, inevitablemente la representan como exclusión, soledad y sensación de abandono. En consecuencia, nuestro enfoque en la lucha contra la pobreza debe centrarse en la premisa de la fraternidad entre iguales, para que la participación y la responsabilidad puedan echar raíces.

Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2021 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it