ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

La guerra especulativa del precio del petróleo

El tira y afloja entre Arabia Saudita y los Estados Unidos por la producción del crudo ha provocado una reducción en el precio de venta. ¿Qué consecuencias tiene esto? ¿Qué podría ocurrir en el futuro?

de Alberto Ferrucci

publicado en Città Nuova el 3/02/2016

Speculazione Petrolio ridVivimos como en las novelas, en las cuales los capítulos van tratando aspectos que parecen no tener nada en común entre sí pero que, al final, forman una única historia. Todos los días, los medios de comunicación nos ilustran acerca de un aspecto diferente: los bancos, el terrorismo, los refugiados, el papa, el paro, Europa, las mafias, China, Rusia, Turquía, Daesh, Siria, Libia, el clima, los tifones, la contaminación, la sequía, pero todo acaba formando nuestro futuro.

Entre estos aspectos, con frecuencia está presente el petróleo, utilizado cada vez menos para generar energía pero con un consumo siempre creciente. Hoy llega a una producción de 95 millones de barriles al día y sigue aumentando por la salida de Irak de la guerra y por el fracking americano (lo que, en teoría, habría debido ser bloqueado por el bajo precio de mercado). Ya ha alcanzado los 96,3 millones de barriles al día y seguirá creciendo, ahora que se han levantado las sanciones a Irán.

Los saudíes habían mantenido alta la producción precisamente para hacer bajar los precios por debajo del coste del petróleo de fracking, valorado a 70 dólares por barril, pero no han tenido en cuenta el ingenio de los americanos, que, usando al máximo los equipos, perforando, incluso, en horizontal y en varias direcciones, y fracturando de nuevo las rocas cuando la producción disminuía, han logrado disminuir ese coste a solo 20 dólares.

Con sus reservas financieras y con ingresos del petróleo a 60 dólares por barril, los saudíes creían ser capaces de mantener una guerra comercial durante cuatro años pero con un petróleo que ha bajado a 30 dólares se están ahogando en deudas junto a Rusia, Nigeria y Venezuela, y se dan cuenta cada vez más de la insensatez de producir un excedente que ha hecho disminuir el precio a ese nivel.

Hace unos días circuló el rumor de que Rusia y Arabia Saudí habían acordado reducir la producción en un 5% y el precio del petróleo se disparó en un 10%, aumentando los ingresos de los países productores en 300 millones de dólares diarios. El rumor después se demostró falso y el precio volvió a bajar. Pero es de esperar que el peso creciente de las deudas acabará haciendo prevalecer los intereses comunes por encima de la animosidad, que impide que estos países cooperen, confirmando las teorías de los economistas acerca de la teoría de juegos, que ponen en evidencia la importancia de la cooperación en el desarrollo económico. 

Es previsible que el precio actual se llegue a doblar, también porque la diferencia entre producción y consumo se reducirá por el aumento del consumo en la India y el resto de países asiáticos: supondrá una carga adicional para los países en vías de desarrollo, que no tienen recursos minerales, y también para Europa. Pero para esta última también tendrá ventajas: Draghi, por fin, logrará su anhelado 2% de inflación, se logrará que se vuelvan a vender bienes de lujo y, sobre todo, se evitará que el deterioro de la paz social en los países productores, debido a la falta de recursos, lleve a sus habitantes a emigrar a la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2021 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it