ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Las relaciones son el antídoto para la crisis

logo_convention_edc_2011_rid_ridLa EconomÍa de Comunión tiene una aportación concreta que hacer. Entrevista con el profesor Stefano Bartolini de la Universidad de Siena

Las relaciones son el antídoto para la crisis

por Antonella Ferrucci

Stefano_Bartolini_ridEs interesante el análisis de la crisis actual propuesto por Stefano Bartolini, profesor de Economía Política en la Universidad de Siena, el pasado 17 de septiembre en Loppiano, en el seno de la convención italiana del 20º aniversario de la EdC.

El título de mi intervención es:”'De los Estados Unidos al Polo Lionello' ” – comienza – “porque esta crisis nace de la excepcional deuda de las familias norteamericanas que durante 20 años han vivido por encima de sus posibilidades y al final han llegado a ser insolventes. Todo lo demás es contagio financiero”. ¿Cómo ha podido suceder todo esto? “En la raíz de esta crisis está el extraordinario consumismo norteamericano, que es patológico y que podríamos definir como ‘bulimia del consumismo’”.

"Para entender los motivos, podemos acudir a tres indicadores. El primero de ellos nos dice que en estos últimos 30 años la rama de la economía que se ocupa del bienestar de las personas (la economía de la felicidad) muestra una disminución constante de la felicidad en los Estados Unidos. El segundo nos dice que han aumentado las horas de trabajo y cada vez hay menos vacaciones; los norteamericanos trabajan como locos. El tercero es la caída de los bienes relacionales: la soledad ha aumentado a costa de la confianza, la amistad y las relaciones familiares. La sociedad se ha debilitado. Evidentemente esto afecta a la felicidad de las personas."

"La gente, cada vez más pobre en relaciones, tiene que trabajar más. Cuando en una economía se debilitan los vínculos sociales, el dinero es más necesario. Por una parte, hay servicios que antes se intercambiaban de buena gana en el ámbito de las relaciones familiares y de amistad (por ejemplo, el cuidado de niños y ancianos) y ahora deben ser pagados, puesto que este círculo de relaciones ya no existe. Por otra parte, los bienes materiales constituyen una innegable compensación ante la pobreza de relaciones; ¿Que estoy solo y ya no es seguro salir a la calle de noche? Me compro el “home cinema” y me encierro en casa. Pero este es un círculo vicioso: cuanto más trabajo, menos tiempo tengo para establecer nuevas relaciones. Ahora todo esto ha estallado en los Estados Unidos."

Y aquí llega el “enlace” con el Polo Lionello: “La Economía de Comunión, que pone en el centro las relaciones, parte de una idea de la economía evidentemente opuesta a la que ha ocasionado esta crisis. Por eso, precisamente por la aportación que puede dar para reconstruir las relaciones, la EdC puede ser una especie de antídoto contra todo esto.

Profesor Bartolini,  las experiencias de los empresarios durante la convención dicen algo en este sentido, pero ¿puede profundizar en este punto? ¿Qué puede hacer realmente la EdC, como realidad pequeña que es, para ser un antídoto contra la crisis?

"El problema de la crisis en los Estados Unidos está ligado a la construcción de una idea de la economía completamente separada de la sociedad. Los negocios son los negocios y la sociedad y las relaciones son otra cosa. Pero no es verdad, son cosas que van juntas y si la sociedad entra en crisis, antes o después la economía también entra en crisis y eso es exactamente lo que ha ocurrido. Desde este punto de vista, la Economía de Comunión tiene una propuesta importante, tal vez incluso más importante de lo que suponen quienes trabajan en ella día a día. Es precisamente la idea de un sistema económico distinto, que conjuga la economía con la socialidad de las personas y con las relaciones entre ellas. La idea de la EdC se basa en que la actividad económica debe sustentarse en las relaciones, consolidándolas y promoviéndolas, porque estos dos mundos, relaciones y sociedad por un lado y economía por el otro, no son dos mundos separados, sino que deben ir juntos. Generalizando un poco, el experimento social intentado en los Estados Unidos durante los últimos 30 años consistía en construir personas para la economía. La EdC lleva en su centro la idea contraria: la economía debe ser hecha para las personas. Es una propuesta que considero de gran importancia."

¿Cómo se puede difundir más el mensaje de la EdC?

Creo que la fuerza del ejemplo es muy importante. Claro que el ejemplo podría quedar “limitado” desde el punto de vista de la comunicación. Pero yo tengo la impresión de que, más allá de las estrategias de difusión de esta experiencia, la realidad camina suficientemente aprisa como para hacerse visible por sí misma. Desgraciadamente, la sociedad europea también ha caminado durante las últimas décadas hacia una economía completamente desvinculada de la sociedad, pero también aquí el sistema está cayendo a una velocidad increíble y yo supongo que los pocos ejemplos que funcionen dentro de no mucho tiempo serán muy visibles.

Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2021 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it