ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Uruguay: encontrarse para contar y agradecer

Concluye en Montevideo el habitual encuentro de septiembre de la EdC del Cono Sur: impresiones de nuestra enviada

Carolina Carbonell

170915 17 Montevideo Cono Sur 01 rid

Son las 23:30 del viernes 15 de septiembre. En Rosario la noche es fría, en la estación de ómnibus todavía hay gente que va y viene. Tres personas mayores, con termos y un bolso grande, ofrecen café y un sándwich a aquellos que esperan, o duermen, quien sabe qué viaje deban emprender. Quizás los gestos más lindos son esos que hacemos cuando pensamos que nadie nos está mirando.

A las 8:45 el ómnibus llegó a Montevideo. En la plataforma me esperaba Roberto, que me extendió la mano con un café caliente. Sonreí, y sorprendida por la coincidencia, no pude más que decirle Gracias…

En el camino me contó de la ciudad, de los uruguayos, de sus costumbres y características y de la preparación del encuentro, en el que participaron alrededor de 50 personas, entre empresarios, investigadores, trabajadores y filósofos, que eran tres, por lo que puede decirse que eran mayoría.

Fueron dos días en los que me hubiese gustado poder escribir cada una de las experiencias que se contaron. Historias dignas de un libro que se podría llamar “las personas que hacen la EdC” y que me comprometo a rescatar para no perder nuestro capital narrativo, que es el capital más importante que tenemos.

Entre los relatos hubo uno que me sacudió el corazón, la historia de Renzo.

170915 17 Montevideo Cono Sur 02 rid

Por alguna razón, a Raúl le avisaron de que un tal Renzo llegaría a Buenos Aires desde Paraguay. Renzo tuvo que dejar temporalmente a su familia cuando las dificultades económicas se hicieron insostenibles. Tenía pocos conocimientos en la construcción. A pesar de todo, Raúl le creó un trabajo asignándolo a una de las obras. Con el tiempo se fue dando maña hasta casi hacerse imprescindible en los trabajos que iban tomando. No sólo crecían sus responsabilidades sino la relación construida con Raúl. Cada cierto tiempo volvía a Paraguay a visitar a su familia hasta que al fin llegó el momento de regresar definitivamente a casa. Un 24 de diciembre sonó el teléfono en la casa de Raúl. Era Renzo. Le acababan de instalar la línea y la primera llamada que hizo fue para saludar a su amigo.

170915 17 Montevideo Cono Sur 03 rid

A veces pienso que en este mundo, donde las librerías están llenas de libros de “autoayuda”, debería haber una sección llamada “ayude a los otros”.

Cuando me preguntan la razón de ser de estos encuentros, es vernos, para contarnos y agradecernos, y como dijo Germán, “es lo que me ayuda a seguir experimentando la economía de comunión”.

Aldo expresó su sueño de que algún día estemos todos, una comunidad múltiple y diversa. También los que sienten que no poseen nada y son los destinatarios de la EdC. Quizá ese día, cuando ellos cuenten sus experiencias, seremos más creíbles.

Los juglares eran artistas que andaban por los caminos, cantando, llevando noticias y abriendo espacios para poder decir. Cecilia Di Lascio nos contó que una vez, junto a Horacio Pirotta, un grupo de políticos les pidió que presentaran la EdC. Al terminar alguien les dijo:

Como los juglares, cántenla, para que sea de todos”.

Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2021 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it